Pautas para revisar la estructura de una introducción:

La introducción de cualquier trabajo responde a una serie de preguntas que el autor del mismo se hace, pero que no las escribe, sino que las tiene presentes como guía para redactar el contenido de la introducción.


1.• ¿En qué consiste el trabajo?: Por lo general es el primer párrafo de la introducción, allí se hace una descripción del trabajo, se enuncian sus partes.


2. ¿Por qué se hace?: Este segundo o tercer párrafo enuncia y explica los propósitos u objetivos del trabajo, es el fragmento de la introducción que orienta tanto al lector como autor del trabajo sobre el sentido del mismo.


3. ¿Para qué se realiza?: Estos párrafos (puede llegar a tener hasta tres párrafos) expresan las ideas o razones que justifican el trabajo, pueden ser varias, por ejemplo justificación de la importancia social, personal, institucional, académica, etc. Aquí el autor argumenta porque es importante el trabajo que ha realizado.


4. ¿Cómo se hizo?: Representa la descripción de la metodología utilizada para realizar el trabajo. Se enuncian y explican los pasos, etapas, momentos o procedimientos que se ejecutaron para poder ejecutar el trabajo.

5. ¿A quién se dirige?. (opcional) Algunos trabajos requieren hacer explicito la población o entidad que recibe el trabajo, otras veces se caracteriza a la población con la cual se trabajó.

6. Cómo está organizado. (opcional) Este último párrafo debe explicar el contenido del escrito, en caso que el trabajo tenga varios capítulos. Por ejemplo, cuando se trata de informes de trabajos de grado. Se enuncia cuál es el contenido de cada uno de los capítulos.